Herramientas básicas para el mundo laboral actoral

La Navidad está a la vuelta de la esquina, a 200 metros más la semana santa y en la siguiente isla el final del curso. Mientras tanto, muchos de los futuros actores y actrices preparan el final de semestre engullidos en la dinámica de las sesiones. Y entre ellos, los que durante este curso finalizan sus estudios, que muy seguramente se encuentran inmersos en los ensayos del taller de fin de semestre. En unos meses, iniciarán de nuevo la búsqueda de una idea para esculpir despacio y (re) presentarla orgullosos ante el público. EL PÚBLICO con mayúsculas. ¿Y después? Ah sí, después llega el verano, momento en el que poder relajarse del duro año de trabajo y disfrutar de los amigos en comidas y tardes interminables y placenteras. También asistir a un gran número de festivales repartidos por todo el territorio catalán, como el Grec o la Fira de Tàrrega, eventos en los que, por cierto, siempre se presentan propuestas artísticas interesantes e inspiradoras. ¿Y después? Siempre habrá de nuevo un festival, un espectáculo, un concierto, pero en algún momento los actores deben “enfrentarse” al mundo laboral y a una serie de preguntas: ¿cuál es mi siguiente objetivo, mi siguiente estación? ¿Hacia dónde quiero dirigir mi viaje? ¿Qué herramientas debo complementar o desarrollar para incluir en mi mochila?

 

CUANDO LOS ACTORES TIENEN QUE ENFRENTARSE AL MUNDO LABORAL. HERRAMIENTAS

Estas son preguntas de vida clave y esenciales que cualquier ser humano puede formularse en cualquier momento de su viaje. Los actores y las actrices una vez finalizados sus estudios también han preguntársele las, deben marcarse un deseo realizable e intentar lograrlo, deben saber cuáles son sus fortalezas y sus debilidades y cómo aprovecharlas y corregirlas. Pensar, reflexionar detenidamente y escribir sobre un papel. De una manera extremadamente simplificada, entre las posibles salidas a las que se puede enfrentar un aprendiz de actor en un futuro podrían encontrar dos: carrera en solitario o montar compañía. Ambas son igual de aceptables siempre que surjan de un momento interior pausado y sincero, sin embargo, siguen direcciones diferentes y necesitan herramientas diferentes. Insisto, de una manera extremadamente simplificada.

En el primero de los casos, hay que confeccionar el curriculum vitae artístico que en el mundo de la interpretación se complementa con un book de fotos y un video book. Claves: tienes que ser profesional, tú mismo, transparente y “simplemente” realzar tus mejores cualidades. Pero, es que no tengo imágenes, no tengo material para confeccionarlo!- me podrías decir. Las nuevas tecnologías actualmente ofrecen un sinfín de posibilidades para, si no dispones de recursos económicos, elaborar un material personal más que aceptable. Una vez finalizado, inscríbete a la Asociación de Actores y Directores de Cataluña (AADPC), es nuestro sindicato y está bien saber nuestros derechos y nuestros deberes, conocer nuestro convenio. Búsqueda representante o agencia de actores. Localiza y preséntate a castings, déjate conocer por los directores de casting y visita plataformas virtuales en los que obtener información sobre más audiciones. Ojo con determinados anuncios! Si descubres algo sospechoso, mejor alejarse. Déjate ver y conocer. Y usa adecuadamente tus redes sociales. Hazte y, sobre todo, dinamiza un perfil en twitter (es una fuente inagotable de información de última hora), u otro en linkedin (para compartir tu CV y contactar con otros profesionales), o una página en facebook o un blog (geniales instrumentos para contar tu trayectoria, compartir tus experiencias y fotografías y recibir consejos).”

“Márcate objetivos por alcanzar en las redes y dales vida. Si vas a tener un perfil desactualizado, mejor no tenerlo. Ah, y en todos los casos, perfiles profesionales. Insisto, profesional. Deberás desvincularte de tu perfil personal…Una compañía o productora en busca de un actor /actriz no tiene porque leer determinada información o verte en según que tipo de situaciones. Le importa sólo tu perfil y tu trabajo. Se me olvidaba…hazte socio de Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión (AISGE) siempre que hayas grabado algún anuncio, rodado un largo o un corto o participado en alguna serie.

 

LA CREACIÓN DE UN PROYECTO PROPIO. PRODUCCIÓN CULTURAL

En el segundo de los casos, podemos crear una compañía teatral. La primera cuestión: ¿con quién? Pregunta esta fundamental y más difícil de lo que parece. Para formar un grupo debemos tener las cosas claras … Las cosas claras es saber perfectamente con quién hago alianzas, que no necesariamente tiene que ser mi mejor colega, sino un conjunto de personas con las que compartir preferencias artísticas y objetivos a corto , medio y largo plazo comunes. Debe ser un momento mágico, una experiencia vital en que las complicidades, las implicaciones, las responsabilidades y el trabajo bien hecho deben ser las líneas que guían su camino. Todo esto además debe ser formalizado y oficializado en la creación de una entidad jurídica. Consejo: empieza por una asociación cultural, si todo va bien, a medio / largo plazo podrás crear una SL o una cooperativa. Busca un asesor en la gestión de toda la documentación previa y durante la realización de los proyectos. Otra posibilidad, en el caso de reducir la complejidad al mínimo, es ser miembro de una entidad de gestión encargada de emitir facturas, dar de alta a los artistas, etc. Y entonces, desarrollar las actividades para las que fue creada su compañía y entre ellas, crear un espectáculo o producirlo. ¿Y qué es producir? Hace algún tiempo me pidieron una posible definición de producción cultural en muy pocas palabras y este fue el resultado: Hoy, producir es más que nunca imaginar: crear teniendo en cuenta el entorno, el tiempo disponible y los recursos necesarios y encontrando complicidades con los stakeholders (o actores influyentes) adecuados. Así, producir, también en el ámbito teatral, es dimensionar un proyecto acondicionado, por un lado, por los recursos humanos, técnicos y económicos disponibles y, por otro, por el entorno económico, social, político y tecnológico en el que se ubica.

 

EN TIEMPOS DE CRISIS, CREATIVIDAD, SÍ,  Y PLANIFICACIÓN

Actualmente vivimos unos tiempos muy convulsos en los que la crisis económica y sus efectos no dejan de ser portadas de periódicos, discusiones de tertulianos en programas de televisión o en emisoras de radio. En el ámbito cultural, el impacto ha sido brutal: se han reducido los presupuestos públicos en cultura de los diferentes niveles de gobierno; además de reducir los importes de las subvenciones otorgadas, han existido retrasos en el pago de las subvenciones otorgadas; se ha aumentado el IVA cultural al 21%; se han cerrado empresas culturales, salas de teatro, cines; se ha reducido el consumo cultural …. Ante este panorama tan adverso, ¿qué hacer?

En estos momentos la creatividad, característica innata de los artistas, ha de expresar al máximo. Crear algo diferente, innovadora y lanza al mercado. Sin embargo, no corras, antes de todo esto y, en el momento inicial, diseña minuciosamente tu proyecto. Plasma tu idea en un papel. Desarrolla la propuesta artística (justificación y motivación, proceso creativo, ficha artística, objetivos, público destinatario, personajes, tiempo dramático, espacio escénico, etc.) teniendo en cuenta que las decisiones adoptadas, aunque algunas pueden ser cambiadas, marcarán tu proyecto y tendrán consecuencias en el futuro. Elabora una planificación general y por áreas departamentales (vestuario, escenografía, iluminación, gestión, producción, etc.) según el tamaño de tu compañía. Definir las tareas y otorgar responsabilidades. Piensa bien tu plan y acciones de comunicación, las redes sociales son una gran herramienta si se utilizan de la manera correcta. Y, finalmente, confecciona un presupuesto. ¿Dónde encontrar recursos económicos? Buscar compañeros de viaje, complicidades muy útiles hoy en día, promueve intercambios, preséntate a subvenciones o prepara un proyecto de crowdfunding. Coordina los ensayos y estreno. Y luego la temporada y / o la gira. Y en todo el proceso, control, para acabar, poder tener una buena memoria que nos ayude a analizar el proceso y aprender de los errores para proyectos futuros.

El objetivo de este corto texto ha sido el de ofrecer herramientas que puedan ayudarte a desarrollar tu perfil profesional o el de tu colectivo, aunque ha sido de una manera muy sintética. A partir de ahí, haz tu el proceso y aprovecha las que consideres oportunas y deja que la humildad, la constancia y la profesionalidad sean tus principales compañeros de viaje para llegar al sueño que hayas marcado. Aquí, mi último consejo.

oct, 12, 2015

0

SHARE THIS